7 pasos para la interpretación de sueños

  • junio 9, 2021
  • Fran Pavón
  • 6 min leer

Vivimos rodeados de símbolos. La vida de nuestro inconsciente transcurre con el metaforismo y la simbología de un poema. Una casa nos puede recordar una herida de la infancia y despertar de manera inconsciente terrores, fobias o ira hacia ese lugar. Una situación que te dolió en una vida pasada se te puede volver a representar de forma distinta aunque simbólicamente muy parecida en tu presente a través de una enfermedad crónica. Una serie de emociones de la infancia las puedes volver a vivir con tu pareja sin que tu consciente lo sepa. Vivimos rodeados de símbolos. El sol nos recuerda al brillo del padre, el agua simbolizan nuestras emociones, la madre tierra a cómo vivimos a nuestra madre y así un sin fin de símbolos.

En este artículo abordaremos la cuestión que más se preguntan sobre los sueños y no es otra que el significado de los mismos. Después de apuntar los sueños, llega el momento de sentirlos y ver qué mensajes te quieren decir. Lo voy a dividir en varios pasos, recomiendo utilizar el mismo orden:

1- Siente el sueño o medita sobre él

Antes de intentar descifrar el sueño, lo recomendable es ver si la intuición nos da una información antes que la mente. Para ello, a mí en muchas ocasiones me da por meditar o sentir y revivir el sueño de nuevo y dejar que la información que venga, fluya. Si sois lectores de registros akáshicos como yo, incluso podéis preguntar sobre un sueño en cuestión y el por qué lo has soñado.

Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos y revive el sueño y cómo te sientes en el mismo.

2- Lee todo el sueño y cierra los ojos

Sigue con el proceso intuitivo anterior, sólo que esta vez, accedes al sueño apuntado leyéndolo. Cierra los ojos e intenta acceder desde el sentir a lo que el sueño te quiere hacer sentir. En este paso seguimos trabajando con la intuición.

3- Desgranando el sueño

Ahora vamos a cada elemento, cada personaje, persona y lugar del sueño y lo vamos desgranando. Si ves a un búho blanco en el sueño, coges mentalmente a ese búho blanco, cierra los ojos y siente lo que te transmite. Anota todo lo que se te ocurra y te venga aunque crea que te equivoques, anota todo lo que puedas. Siente ese elemento, lugar, persona, todo lo que te transmite.

Haz eso con cada elemento del sueño, con todos. Siente cada elemento del sueño y escríbelo.

4- Llegó el momento de utilizar la mente

¿Conoces los hábitos de ese animal y cómo se comporta? ¿Cómo lo percibes? ¿Cómo percibes ese lugar, persona o animal? ¿Qué piensas de ellas? Hazlo, y anota debajo también de cada elemento.

5-Los sueños son para ti

Por supuesto, si sueñas con una persona real, te recuerdo que los sueños es una dimensión individualizada en la que se proyecta tu inconsciente. Así que si sueñas con una persona en concreto, lo que realmente estás proyectando en el sueños, es realmente lo que tu percibes sobre esa persona o ese símbolo. Dicho de otro modo, lo que ves en los sueños (a no ser que sean premonitorios), eres tú. Te lo digo para que lleves ese significado a algo interior tuyo. Aunque luego con el sueño tengas que tomar decisiones fuera, te invita a un cambio de actitud o de dirección interna.

Así que, unas buenas preguntas son: Imagina que eres el búho blanco, ¿cómo me siento siendo ese búho blanco? ¿Cómo me siento en ese lugar? ¿Qué actitud tomo con esa persona? ¿Cómo percibo a esa persona? ¿Qué me hace sentir esta persona? Lo que sientas, te habla de ti y de cómo tú te relacionas con otras personas. Esto es un matiz importante pues nuestro ego está acostumbrado a echar balones fuera y a culpar lo de fuera lo que realmente ocurre como origen interno.

6-Observa las emociones

Observa y siente las emociones del sueño y cómo te sentías con cada elemento. Esto te va a dar mucha información más sobre lo que te quiere decir el sueño. Tanto, que vas a poder enlazar a tu sueño con sucesos concretos en tu vigilia. Para sacar conclusiones de las emociones, vamos al siguiente punto.

7-Llegó el momento de sacar conclusiones

Puedes hacerlo sentado y cerrar los ojos por si así te da una visión más amplia, conectada y detallada del sueño. Lleva el sueño a tu sentir. ¿Qué sientes sabiendo todo lo que te dice el sueño de ti? ¿Esas emociones que has sentido en el sueño las has sentido en algún momento en vigilia? Enlaza con qué momento, situaciones, personas, lugares.

Escribe o redacta mentalmente lo que el sueño, una vez analizado e intuido, te dice de manera global. Viendo lo que sientes de cada elemento, englóbalo y enlázalo con todos los elementos y enlaza esa emoción a sucesos y emociones en la vigilia. Hazlo, pues los sueños están ahí para que transmutemos algo en nuestro día a día.

Como ven, son unos pasos muy sencillos y fáciles de seguir. Haz esto con los ojos de un niño y con el sentir de un poeta. Te dejo este enlace de un artículo de mi blog en el que explico como llevar un diario de sueños. En este otro artículo comparto maneras de comprender más tus sueños.

Si lo que quieres es que te eche una mano a que comprendas tus sueños, puedes hacerlo a través de mi consulta de interpretación de sueños. Y también puedo ayudarte a que aprendas todo sobre el mundo onírico con mi mentoring de sueños, sueños lúcidos y viajes astrales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Fran Pavón. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.